jueves, 26 de mayo de 2016

RUDI SURECK, EL AVIADOR ALEMÁN QUE LLEGÓ SIN QUERER A AGAETE (GRAN CANARIA), 1943.


Puerto de las Nieves, Agaete, años cuarenta (FEDAC)

     
      Al amanecer del 26 de mayo de 1943, como de costumbre los cuatro chinchorros de Agaete, casi cien hombres y sus doce embarcaciones, se hacen a la mar en busca de la sardina, por tierra bordeando los acantilados del Lomo el Manco en dirección a Guayedra va el "vijador", hombre de buena vista que desde los altos de los acantilados indica mediante una especie de silbato llamado "firra" y otros gestos convenidos, la presencia de los "manteríos" de sardinas a los que abajo, en la mar van remando en los "barquillos". Manda los chinchorros, " Juan de To", "el Verguilla", "Manoalejo" y " Manuel niño", (mi bisabuelo).


       Aquel día no fue la sombra en el mar de las sardinas lo que alertó a los chinchorros, sino la presencia de un cuerpo descompuesto flotando en las proximidades de la playa de Guayedra, vestido con guerrera, ropa militar y salvavidas amarillo. Esta es su historia:

 RUDI SURECK, UFFZ  DE LA LUFTWAFFE


        Al amanecer del día  30 de diciembre de 1942, en el campo de aviación del escuadrón de combate, 7/KG40, de la  Luftwaffe (fuerza aérea alemana), situada en la localidad de Burdeos,  en el sur de la Francia ocupada, el Uffz (sargento), al parecer radio telegrafista, Rudi Sureck, de 19 años de edad, junto con el resto de sus compañeros de tripulación como era costumbre en la citada base, desayunan antes de acudir al briefing (reunión previa), donde se explica la misión y se dan las últimas instrucciones sobre los blancos a atacar.


 Tripulaciones de un Cóndor de la  luftwaffe preparando la misión.

    Uno de los aviones, Cóndor Wnr. 0160, con código F8+FR, lleva la siguiente tripulación:
Oblt. (Teniente) Günther Gräber - Piloto
Ofw. (Subteniente) Walter Jüttner
Uffz. (Sargento) Rudolf Gerlach
Ogfr. (Cabo 1º) Karl-Heinz Graebig
Uffz. (Sargento)  Xaver Rappl

Uffz. (Sargento) Rudi Sureck
(Incidentes aéreos en España en la SGM  - "Acuña y Villaverde")


  Mientras en las pistas los aviones Cóndor, Focke Wulf Fw-200, calienta motores y reciben los últimos preparativos, cargando bombas de 250 kg y combustible extra, convirtiendo la cabina en una autentica gasolinera, la misión es lejana, muy lejana, 4.000 km ida y vuelta, unas 12 horas en el aire.
  

El Escuadron 7/KG40, en Burdeos-Merignac, 1942.

    Esta vez la misión no es la habitual del escuadrón, las aburridas patrullas de largas horas sobre el atlántico en busca de convoy mercantes aliados procedente de América, con suministros y tropas hacia Europa para atacarlos. La nueva misión es el bombardeo de la ciudad marroquí de Casablanca, bajo protectorado francés y ocupada por los aliados desde noviembre de 1942.
    


       Recreación de un ataque de los Cóndor a un convoy aliado sobre el atlántico (foro Gran capitán).

    En Casablanca desde el 8 de noviembre de 1942, que comenzó el desembarco aliado, se van acumulando hombres y materiales con el fin de abrir un nuevo frente en África a los alemanes y recuperar Túnez, Argelia y Libia, para facilitar el asalto a la Europa continental.
     Al medio día del 30 de diciembre comienzan a despegar los once aviones Fw-200 Cóndor del escuadrón de combate 7/KG40, con el fin de estar sobre el objetivo ya de noche para dificultad la visibilidad a la artillería antiaérea.

Preparativos antes del despegue

    El alto mando alemán conocedor de que se estaba preparado la reunión de los lideres aliados en Casablaca, para acordar el desembarco en Europa, los bombardeos masivos sobre Alemania y la rendición incondicional de los nazis, 
pretende reventarla además de causar el mayor número posible de daños  a los barcos de guerra  y de suministro que se encuentren en el puerto de Casablanca.


Lideres aliados en la conferencia de Casablanca Enero de 1943

   Con silencio de radio como era habitual, atravesando el Cantábrico, bordeando las costas portuguesas, los once Cóndor con unos setenta  tripulantes a bordo se dirigen al objetivo. Al anochecer divisan el resplandor de las luces de la blanca ciudad marroquí.



El ataque en el diario la Falange de Las palmas 01-01-1943

          Una vez detectado el ataque los cazas  ingleses salen a su encuentro, los Spitfire de la RAF (Reales Fuerzas Armadas Británicas) inician el ataque. Los Cóndor sin escolta de cazas son muy vulnerables, eran extremadamente lentos en comparación con los cazas aliados. Además la fuerte artillería antiaérea de los barcos y de tierra causa numerosos estragos. Son derribados o  averiados varios aviones alemanes. Uno de ellos es el Cóndor Wnr. 0160, con código F8+FR, se cree que intentó llegar a Canarias pero cae al mar, desconociéndose  el destino de la tripulación. Uno de los tripulantes desaparecidos es el Sargento Rudi  Sureck, de 19 años de edad.




Cóndor derribado en el Atlántico 1941 (Fuente: Forczyk, Robert “Fw 200 Condor Vs Atlantic Convoy 1941-1943” Osprey 2010 pag 56)

        Dos de los aviones alcanzados por la artillería antiaérea trataron de llegar a España. Uno era el Fw 200 C-4/U3, numeral F8+AS y WNr.0175, pilotado por el Oblt. Fritz Hoppe, aterrizó en Sevilla el día 31 de Diciembre de 1943. La tripulación fue repatriada, el avión quedó integrado en la Fuerza Aérea Española, y sería el Cóndor que entró en servicio en el Ejército del Aire con el código T-4. 2.  A este Cóndor le acompañó en el internamiento de Sevilla un segundo Fw 200, C-4, numeral F8+HS y WNr.118, que participaba en la misma misión. (Incidentes aéreos en España en la SGM  - "Acuña y Villaverde")
                    Cóndor que aterrizo en Sevilla una vez internado en  el Ejercito del Aire español ,con el código T4-2
     
    Como ya hemos especificado al principio, el 26 de mayo de 1943, casi cuatro meses después, los pescadores de Agaete, Gran Canaria, encuentran un cuerpo en avanzado estado de descomposición, cerca de la playa de Guayedra, (aproximadamente en las coordenadas 28º05´58.56”N – 15º42´33.69”W ("El Cementerio Militar Alemán de Cuacos de Yuste" ISBN 978-64-15823-21-6) , los hechos son puesto en conocimiento de la Guardia Civil, que ordenan el traslado al Puerto de Las Nieves. 


Lugar aproximado del hallazgo del cadáver. 
     

       Por la vestimenta y documentación que se encontraba en perfecto estado, ya que las tripulaciones aéreas en previsión de amerizajes estaban dotadas de una bolsa impermeabilizada para sus documentos, se confirma de qué se trata del sargento alemán, llamado,   RUDI SUREK.


Uniformidad de los tripulantes del los Condor alemanes igual a la que llevaba el cadáver encontrado.
   
     Se procede como estaba prevenido a dar aviso a la Comandancia de Marina, Juez de Instrucción del Partido y al consulado Alemán en la isla. En el lugar se personan, el Juez de Instrucción, un delegado militar de la Comandancia de Marina,  el vice-cónsul alemán en la isla entre otras autoridades. 
        La noticia corre como la pólvora por Agaete, trastocando el acontecer diario de la tranquila villa y como si un 17 de Agosto extraordinario se tratara (bajada de la virgen a su ermita en las Nieves), la procesión de gente del pueblo hacia la playa fue incesante durante todo el día. Ya al atardecer, una vez instruidas las correspondientes diligencias, el juez ordena el traslado del cadáver al cementerio municipal para la realización de la correspondiente autopsia.          
  Identificado oficialmente por su uniforme y documentación militar se trata del Suboficial de la luftwaffe, Rudi Sureck, de 19 años de edad, nacido el 30/01/1923, en la pequeña localidad  de Oberlungwitz, del estado de Sachsen (Sajonia), Alemania, hijo único.


El pequeño pueblo de Oberlungwitz en la actualidad.
         
    El párroco, el célebre D. Manuel Alonso Lujan, según la tradición oral, quería llevarlo a la iglesia para darle cristiana sepultura, pero debido a lo putrefacto del cadáver y el mal olor que desprendía, la autoridad judicial ordena el traslado al cementerio municipal y tras la autopsia su enterramiento sin más trámite, lo que le ocasionó un berrinche al párroco, no inscribiendo la defunción  "por no haber pasado por la iglesia". No obstante si fue inscrita el Juzgado municipal. Siendo celebrado su funeral posteriormente el 15 de julio.
Diario la falange de 13 de Julio de 1943.

           El cuerpo de Rudi descansó durante cuarenta años en una sencilla tumba en el suelo del cementerio parroquial, al fondo a la derecha del campo santo, recuerdo perfectamente visitarlo cuando era niño, por la fascinación que nos causaba, ya que nos decían que era de un piloto alemán.


        A la izquierda de la fotografía, junto a la cruz pequeña, lugar donde estuvieron durante cuarenta años los restos de Rudi, en el cementerio parroquial de Agaete. Foto cedida por nuestro querido "Manue" el sepulturero.

     Su funeral y misa de réquiem por su eterno descanso se celebró por todo lo alto, cuentan las crónicas de la época que jamás se había visto un funeral de tal dimensión, asistieron todas las autoridades de la comarca, presidiendo el acto el cónsul alemán en Canarias, Walter Sauermann, el “Ortsgrupperffeiter” Otto Bertram, (jefe del partido NAZI en Las Palmas) y numerosos miembros de la colonia alemana en Gran Canaria.  El funeral se celebró a las 10 de la mañana, la vida en el pueblo se paralizó para que todo el mundo pudiera asistir al acto, el templo de la Concepción se quedó pequeño para acoger a todos los feligreses.
Catafalco , Misa de réquiem.

      El cura párroco y los monaguillos se revistieron con las mejores galas funerarias. Se colocó el catafalco en el centro del altar, en representación del cuerpo ya enterrado de Rudi, adornado de cuatro grandes cirios o mechones, numerosas coronas lo adornaban, miembros uniformados de la Falange y militares acampados en la comarca durante los años de la II Gran Guerra, ante el posible desembarco aliado, ocuparon lugar destacado. Un coro y una banda de música cantó la misa de réquiem.

Inscripción de la defunción e identificación de Rudi Sureck, en el Juzgado Municipal, con la dramática descripción del cuerpo hallado.

    El suceso le generó un gasto de 403 pesetas al ayuntamiento  de Agaete y que fueron reclamadas, como consta en la documentación del archivo municipal al consulado alemán en Las Palmas, con fecha 27 de agosto de 1943. Siendo los siguientes;

    -Mayo , dia 26, a Don José del Rosario, por un viaje en su coche con el Juzgado y Guardia Civil de esta Villa, a la playa de "Las Nieves", al levantamiento del cadáver............................15 pesetas.
    A cuatro peones para trasladar el cadáver a hombros desde la playa al Cementerio de esta Villa, los peones D. Vicente Benítez Marrero, D. Juan García García, D. Francisco Martín Bermúdez, D. Antonio Medina Godoy. Diez pesetas a cada uno.................................................................................40 pesetas.
    Al carpintero D, José Medina Perdomo, su factura por una caja rústica para trasladar el cadáver desde la playa hasta el Cementerio.....................................................................78 pesetas.
     Mayo, dia 27, al Guardia Encargado D. Pedro Jiménez Díaz, por varios efectos para la autopsia.......................................40 pesetas
    A tres peones por atenciones del cadáver durante la autopsia, apertura de fosa y enterramiento..............................................................30 pesetas
      Al carpintero D. José Medina Perdomo, su factura por una caja-ataúd para el sepelio........................................................................200 pesetas
En 1956,  el ciudadano alemán Curt Herrmann, se interesa ante el párroco D. Manuel Alonso Luján  por la situación del lugar de la inhumación, contestándole el sacerdote con fecha  3 de octubre de ese mismo año que se encuentra en sepulcro nº 3, del cementerio viejo, parte naciente, clase de féretro corriente, al dorso del mismo escrito, de puño y letra el Vicario General autoriza  la exhumación y traslado de los restos, lo que no ocurrió hasta 1982. 



Escritos donde le párroco, contesta a la información pedida por un ciudadano alemán sobre Rudi Sureck .



Lugar donde se encuentran los resto del aviador en la actualidad, Cuancos, Yuste (Caceres). http://www.u-historia.com/

   Es tradición en el ejército alemán enterrar a sus soldados en el pais donde mueren. El gobierno alemán a través del Volksbund Deutsche Kriegsgräberfürsorge (organismo encargado de velar por los cementerios de guerra alemanes), decide reunir en un único lugar los cuerpos de los soldados alemanes repartidos por España. Fue un arduo trabajo de investigación realizado por Gabriela Poppelreuter, ciudadana alemana afincada en Mallorca. 
    Entre 1980 y 1983, fueron trasladados a la localidad de Cuacos de Yuste, provincia de Caceres, los restos dispersos por el territorio español.  UFFZ RUDI SURICK, es desenterrado tras cuarenta años entre los nuestros y trasladado a dicho cementerio en el mes de septiembre de 1982, donde reposa definitivamente junto a sus camaradas, 26 soldados de la Primera Guerra Mundial y 154 de la Segunda Guerra Mundial, fallecidos o aparecidos sus cuerpos en nuestro país. 
( Fuente volksbund.de/kriegsgraeberstaette/cuacos-de-yuste.html)


Cementerio de Cuancos de Yuste (Cáceres)  http://www.u-historia.com/




Documentos del traslado  de los restos gentileza de D. José Carlos Violat Bordonau  coautor del libro "El Cementerio Militar Alemán de Cuacos de Yuste" ISBN 978-64-15823-21-6, 



     

                        Documentos del traslado de los restos, gentileza de D. José Carlos Violat Bordonau , coautor del libro "El Cementerio Militar Alemán de Cuacos de Yuste" ISBN 978-64-15823-21-6


         Me hubiera gustado ponerle cara a este ser humano, pero no ha podido ser de momento, seguro que sería como todos aquellos jóvenes, casi niños, rubios y esbeltos teutónes  que dieron su vida por su patria, una gota en el mar de 50 millones de victimas de la Segundo Guerra Mundial.


Aviador alemán de nombre Rudi caído en combate en 1944
      
      Y esto es lo que conocemos de este joven llamado Rudi Sureck, que  una mañana de mayo llego atravesando la mar  a Agaete, como lo hiciera nuestra virgen de Las Nieves cuatrocientos años antes, que un dia fue un ser humano,  y que casi un niño, con solo 19 años, vio su vida truncada por lo absurdo de las guerras y la sin razón de sus dirigentes...


In memoriam.

Has muerto, camarada,
en el ardiente amanecer del mundo.
Has muerto cuando apenas
tu mundo, nuestro mundo, amanecía.
Llevabas en los ojos, en el pecho,
tras el gesto implacable de la boca,
un claro sonreír, un alba pura.

Te imagino cercado por las balas,
por la rabia y el odio pantanoso,
como tenso relámpago caído,
como blanda presunción del agua,
prisionera de rocas y negrura.

Te imagino tirado en lodazales,
caído para siempre,
sin máscara, sonriente,
tocando, ya sin tacto,
las manos de otros muertos,
las manos camaradas que soñabas.

Has muerto entre los tuyos, por los tuyos.


1937



De: Hora de España, núm. 9 (sept. 1937), pp. 39-42


OCTAVIO PAZ




José Ramón Santana Suárez.-


P.D., unos días despues, apareció otro cuerpo en el mar de Agaete, recogido por mi tío "Magin", mientras pescaba. Esta vez no pudieron ser identificados y reposan en una fosa común del cementerio parroquial de Agaete.